Represa del Guri (Central Hidroeléctrica Simón Bolívar)

Publicado: mayo 9, 2008 en Venezuela, Viajes

La primera vez que escuche hablar sobre la Represa del Guri, tendría yo unos seis años, y en el patio de una casa en Chichiriviche construía junto a un primo en arena una réplica de lo que imaginaba era esta represa. No fué sino 20 años despúes cuando tuve oportunidad de conocerla.
Esta imponente obra de la ingeniería se empezó a construir en 1963 y no fué sino hasta 1986 cuando estuvo completamente terminada. Está construida en las aguas del Río Caroní, unos 100 Kms antes de su desembocadura en el Orinoco y dió orígen a un lago artificial inmenso, que según Rubén Rodríguez (nuestro guía durante la visita al Guri) tiene úna extensión equivalente a la del Edo. Carabobo (o unas 4,5 veces la de la isla de Margarita), y de hecho puede observarse en el mapa de nuestro país.
Anteriormente llevaba el nombre del ex-presidente Raúl Leoni, sin embargo, a partir del año 2006, continuando con esa moda reciente de cambiarle el nombre a todo en nuestro país, pasó a llevar el nombre de nuestro Libertador. Produce 10 millones de kilowatios/hora, algo así como el 50% del consumo nacional (80% hace unos años atrás) y da hasta para exportar!
Su ubicación es a unos 40 min. de Pto. Ordaz, en la vía hacia Ciudad Bolívar y sólo puede ser recorrida mediante visitas guiadas, en las cuales te dan un recorrido en autobus con ciertas paradas donde puedes tomar las respectivas fotos. Pilas con la hora en que vas a visitarla! Las horas de cada recorrido son programadas, y la última creo que es a las 3pm. Si tienes chance, no dejes de ver unos videos que te ponen en la sala de espera, antes de abordar el bus, te relatarán todo el proceso de construcción y funcionamiento de la represa y algunos otros datos interesantes, como que es considerada la segunda en el mundo (hasta que finalice la construcción de una nueva en Asia). La mejor época para visitarla dicen que es en Agosto, cuando gracias a las abundantes lluvias, sube el nivel del embalse y abren las compuertas de sus aliviaderos, dejando caer en cascada las aguas del Caroní.
Yo debo confesar que quedé profundamente impresionado. Principalmente por tres cosas: 1- No es por hacer mala publicidad a nuestro país y nuestra gente, pero que gran impresión me causó ver que al menos alguien en este país (venezolano o no) pensó y logró materializar este proyecto y que no haya flaqueado pensando "para que perder el tiempo en esto? si podemos seguir quemando petróleo, que total… tenemos como arroz!". 2- Que orgullo enterarme que dentro de plan de construcción se incluyó uno de los planes ecológicos más importantes de nuestro país, durante el cual se salvaron más de 20.000 animales, que hubiesen podido morir ahogados al crear el embalse, pues total "esos vuelven a nacer". 3- Que una vez finalizadas las obras se hayan reforestado las áreas aledañas, donde durante la construcción se almacenaban materiales y maquinarias, pues por la baja calidad de los suelos de la zona, esto no hubiese ocurrido espontáneamente y sin toda la investigación y trabajo que ameritó. Adicionalmente, Guri está rodeada, por dentro y por fuera, de diversas obras de arte de Carlos Cruz Diez y Alejandro Otero, entre otros, que enriquecen aún más la experiencia visual a sus visitantes y trabajadores.
Mi visita al Guri: una experiencia que definitivamente me hizo sentir en otro universo, una obra que me hace sentir gran orgullo y que demuestra que si se pueden hacer las cosas, y bien.
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s